Todo comienza cuando el SAS (Special Air Services, del ejército británico), recibe la orden de interceptar un barco en el medio del océano donde supuestamente lleva armamento nuclear ilegal. Es por eso que nos encarnamos en el personaje John "Soap" MacTavish, un nuevo soldado dentro del escuadrón, que será su primer misión en el equipo.



La operación comienza bien, se neutralizan los oponentes, se sigue la cosa con tiros y un poco de sigilo, hasta que se encuantra el container. Desafortunadamente, un par de aviones Mig rusos lanzan dos misiles a la coraza del barco, haciendo que este comience a hundirse, llevándose le bomba con él. Fue cuestión de pura suerte (para no decir otra cosa ), que saltamos justo en el helicóptero, y Price (nuestro superior), nos ayuda a subir. Estamos salvados, pero no del todo...

Mientras tanto, una revolución surge en el país de Medio Oriente donde encarnamos al presidente del mismo (no se dice el país porque sino se arma un quilombo bárbaro), Yasir Al-Fulani. Este es asesinado por terroristas llamados Imran Zakhaev y Khaled Al-Asad. La guerra por la Tierra comienza.