Humor - Se rifa un muerto. Premio=Pension

juker12

Applesan@ Donante
Una mujer descubre tras la muerte de su marido que era bígamo y pone una denuncia contra las autoridades


Pide la exhumación del cadáver
Exige responsabilidades a las autoridades competentes
Una vecina de La Solana, Ciudad Real, Manuela Lara Martín, interpuso el miércoles una denuncia en el Juzgado número 2 de Alcoy para exigir responsabilidades a la autoridad competente tras descubrir que su difunto marido era bígamo y está enterrado en un nicho del cementerio alcoyano junto a su segunda esposa.

Según informaron fuentes de la familia, Manuela Lara Martín solicitó también la exhumación del cadáver de su cónyuge, Joaquín Fernández, para enterrarlo en Ciudad Real, donde antes vivía el matrimonio, e inició la búsqueda de familiares de la segunda esposa para reclamarles la propiedad del nicho.

Joaquín Fernández abandonó a su primera mujer en 1979 y se instaló en Alcoy, donde se volvió a casar con María Agulló el 24 de septiembre de 1980 en la parroquia de Santa María.

Su segunda esposa falleció unos años después y fue enterrada en el nicho que adquirió Joaquín Fernández en el cementerio alcoyano.

Sus hijas retomaron el contacto con él veinte años después, pero desconocían que hubiese vuelto a casarse, y mantuvieron únicamente algunos encuentros esporádicos.

Generalmente, según detalló a Efe su hija, Tina Fernández, solían llamar a un bar de esta ciudad alicantina que Joaquín Fernández frecuentaba.

La última vez que se interesaron por él fue el pasado viernes y, a través de los propietarios del establecimiento, supieron que su padre había fallecido el pasado mes de marzo.

Era un analfabeto que cometió un delito

Las hijas se trasladaron a Alcoy y, al solicitar el acta de defunción, descubrieron que el estado civil de Joaquín Fernández era viudo.

Para resolver lo que, en principio, consideraron un error, pidieron las actas en el juzgado, en las que descubrieron la fecha y el lugar del segundo matrimonio de su padre.

Tina Fernández aseguró que la denuncia interpuesta hoy por su madre persigue depurar responsabilidades porque, en su opinión, su padre "era un analfabeto que cometió un delito, pero hubo una actuación negligente al no comprobar nadie que ya estaba casado".

La familia de Joaquín Fernández lamentó también que ninguna autoridad de Alcoy se interesara por avisarles del fallecimiento del hombre, a pesar de que era conocido que mantenía contacto con sus hijas y con otros allegados.



( salsa rosa hace mella en la sociedad )
 
Arriba