Con la llegada de iOS 14.5 vino una gran característica que ha sentado muy bien a la mayoría de los usuarios, App Tracking Transparency de Apple prácticamente lo está usando todo el mundo de acuerdo con la firma Flurry Analytics, propiedad de Verizon Media.

Hasta ahora, las aplicaciones han podido confiar en el Identificador para Anunciantes de Apple (IDFA) para rastrear a los usuarios con fines de segmentación y publicidad. Con el lanzamiento de iOS 14.5 esta semana, las aplicaciones móviles ahora tienen que pedir permiso a los usuarios que han actualizado a iOS 14.5 para recopilar datos de seguimiento.

El asunto trae de cabeza a la industria de la publicidad en smartphones que mueve nada menos que 189 mil millones de dólares.

Antes los usuarios poco o nada podían hacer en su smartphone, a cada uno se le asignaba un identificador y tú no podías hacer nada. Ahora en iOS 14.5 el usuario tiene que dar permiso explícitamente, y eso es lo que no hace.

De acuerdo con Flurry Analytics, en Estados Unidos un 4% esta permitiendo ser rastreado hasta el infinito pero si nos salimos a nivel internacional, sube hasta el 11%, quizás por desconocimiento.

Más de: iOS 14.5